La fertilidad masculina y sus mitos sociales

Los mitos sociales respecto a la fertilidad masculina. Entrevista al Dr. Alberto Pacheco

  • compartidos

Durante mucho tiempo, la infertilidad masculina se ha considerado un tema tabú y ha sido objeto de muchos mitos. Hoy sabemos que la infertilidad, entendida como la incapacidad para conseguir el embarazo, afecta al 15 por ciento de las parejas y por igual a hombres y mujeres. Estudios recientes demuestran que entre el 80 y el 90 por ciento de los casos, la infertilidad masculina se debe a un problema físico.

El doctor Alberto Pacheco, director del Laboratorio de Andrología IVI, de Madrid, nos desvela, desde su experiencia, cuáles son los cambios que se van produciendo poco a poco en nuestra sociedad respecto a la fertilidad masculina.

La infertilidad afecta al 15 por ciento de las parejas

Pareja escucha especialista

¿El tema de la infertilidad masculina aún está considerado un tema tabú o la sociedad está cambiando?
Históricamente, la infertilidad siempre se ha considerado un tema tabú, puesto que las parejas que no podían tener hijos se sometían a los tratamientos de fertilidad medio a escondidas porque no estaba bien aceptado socialmente. Ahora mismo eso ha cambiado. Los varones que desean tener un hijo toman ya la iniciativa, se lo dicen a su pareja inicialmente y, por tanto, se someten a los tratamientos de reproducción asistida y lo dicen abiertamente.

¿La fertilidad masculina está todavía ligada a la virilidad?
Asociar la infertilidad masculina a la virilidad ha sido el mayor obstáculo para que este tema deje de ser considerado un tema tabú. Ahora todo el mundo tiene más claro, porque así lo han revelado los estudios, que no tiene ninguna relación poseer una mayor o menor virilidad con la mayor o menor producción de espermatozoides

¿Todavía se revisan las mujeres antes que los hombres cuando la pareja no logra el embarazo?
La revisión ginecológica en las mujeres está más establecida que la revisión urológica en los hombres. Por este motivo, es más fácil de detectar un problema de fertilidad en las mujeres que en los varones. Es más lógico, que las mujeres a partir de los 30 años, cuando empiezan a querer tener descendencia, puedan ver a través de sus revisiones ginecológicas anuales si tienen algún problema a nivel ovárico o uterino. En cambio, los varones no acuden al urólogo, a no ser que tengan algún problema de disfunción eréctil. Por problemas de fertilidad no suelen acudir.

¿Cuándo debe acudir el varón a una consulta de fertilidad?
El varón debe acudir a una consulta de fertilidad al mismo tiempo que la mujer. El número de casos de infertilidad por causa femenina es exactamente igual al número de casos por infertilidad masculina. El varón debería acudir a una consulta de fertilidad cuando desee tener un embarazo, pasados los 12 meses que se establecen de normalidad para obtener un embarazo, sin haberlo conseguido para hacerse las pruebas de fertilidad.

¿En qué consiste la vasectomía reversible y a qué varones se recomienda?
La vasectomía es una técnica de esterilización muy adecuada en varones que no desean tener gestación a largo plazo. Cuando tenemos hijos y no queremos tener más o cuando sencillamente no queremos tener hijos, la vasectomía es una técnica quirúrgica destinada a cortar el paso de los espermatozoides del testículo al eyaculado. Se cortan los conductos deferentes y éstos pueden ser recanalizados, en ocasiones, cuando el paciente lo desee para revertir su fertilidad.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com

9 cosas que la mujer debe evitar durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud