Niños celiacos: ¿cuándo ir al médico?

Cómo se detecta y diagnostica a un niño celiaco

  • compartidos

La enfermedad celíaca se ha calificado de "camaleónica" porque puede adquirir las formas clínicas más impensables. En los niños, aparte de la clásica diarrea con distensión abdominal, puede cursar con vómitos y con un estancamiento de peso y/o talla sin causa aparente. Todos estos síntomas son importantes motivos de consulta, además del dolor abdominal o el estreñimiento crónico.

En la población general, la anemia, la hipertransaminasemia leve, el disconfort abdominal y la falta de energía vital, sin causa aparente, son formas de manifestación de la enfermedad celíaca.

¿Cómo se detecta la intolerancia al gluten?

Niños celiacos, ¿cuándo ir al médico?

A parte de los síntomas clínicos típicos, que son diarrea y la distensión abdominal, la enfermedad celiaca se puede detectar en el laboratorio por la presencia de anticuerpos específicos en pacientes de grupos de riesgo. Los marcadores serológicos de la enfermedad celiaca son excepcionalmente útiles para la detección y seguimiento de la enfermedad, sobre todo, si se comparan con otros marcadores de otras enfermedades.

El especialista del laboratorio, como responsable de la detección serológica de la enfermedad, tiene una especial responsabilidad en el proceso diagnóstico. En este sentido, debe acceder a la información demográfica, clínica, dietética e histológica del paciente para interpretar adecuadamente el resultado de la serología.

Este resultado se compara con los anteriores, si los hay, y se colabora con el clínico para tomar las decisiones adecuadas en beneficio del paciente. En este sentido, los Anticuerpos Antitransglutaminasa de clase IgA son los marcadores serológicos recomendados por las sociedades científicas por su excelente sensibilidad y especificidad.

¿Cuándo desaparecen los anticuerpos?

La respuesta serológica o desaparición de los anticuerpos específicos con la instauración de la dieta sin gluten, puede tardar meses o años en función de los casos. Esto pone de relieve que el grado de sensibilidad al gluten es individual para cada paciente celíaco.

Actualmente, se está llevando a cabo un importante estudio que investiga si la administración de pequeñas cantidades de gluten en lactantes puede inducir que el sistema inmune "aprenda" a tolerar esta proteína. Este proceso, llamado "desensibilización" o "inducción de tolerancia", se aplica en niños genéticamente susceptibles (marcadores genéticos DQ2 y/o DQ8 positivos) y familiares de pacientes celíacos. Los resultados de este proyecto serán muy valiosos para el conocimiento y la innovación en el manejo de la enfermedad.

Marisol Nuevo.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud