El arte de amamantar en público

¿Cómo amamantar a tu bebé en público?

  • compartidos

Dar de mamar al bebé durante sus seis primeros meses de vida y a demanda es la recomendación de la OMS (Organización Mundial de la Salud). Pero, para llevarlo a cabo y cumplirlo, la mujer se encuentra con trabas y dificultades a nivel laboral y social.

A parte de la incorporación al trabajo, la necesidad de amamantar al bebé a demanda, es decir, cada 2 o 3 horas, choca con tabúes sociales que obligan a la mamá a permanecer en casa para evitar dar el pecho a su bebé en público.

Trucos para una lactancia relajada en público

El arte de amamantar en público

Gozar de autonomía e independencia para poder ir con tu bebé a cualquier sitio es difícil, sobre todo, cuando sabes que tienes que volver a las dos horas para la siguiente toma. El pudor y la vergüenza personal armonizan, en ocasiones, con los tabúes sociales, que no consideran un acto natural ver a una madre amantando a su hijo en cualquier lugar público. Por este motivo, el deseo de una lactancia prolongada, entre 6 meses y un año, suele desvanecerse.

Para disfrutar de una lactancia materna más relajada existen varios trucos para amamantar al bebé, disfrutando de una mayor tranquilidad y seguridad, sea en un centro comercial, en un museo, en una cafetería o en un parque infantil.

- Levántate la ropa desde la cintura. Si llevas una camiseta que puedas elevar sobre tu pecho, podrás descubrirlo para tu bebé, pero cubrirás la parte superior.

- Evita desabrochar la ropa desde arriba. Si desabotonas una blusa o un vestido desde el cuello, dejarás todo el pecho al descubierto y, si hace frío, también lo notarás.

- Lleva fulares, chales o toquillas. Pueden servirte para taparte el cuello desnudo o el pecho, y también para arropar a tu bebé.

- Usa camisetas de lactancia. Poseen un diseño cómodo para descubrir los senos fácilmente, basado en la superposición de dos telas en la zona del pecho, que permiten dejar una en la parte superior para una lactancia más discreta.

Amamantar al bebé según su demanda

Cualquier madre en periodo de lactancia, con una vida social normal, debe saber que inevitablemente deberá dar de mamar a su bebé en público, de vez en cuando. Resistirse o posponerlo para más tarde, no sólo perjudica a su bebé, que al estar hambriento, se mostrará irritable, sino que además pondrá en peligro su salud y la continuidad de su lactancia. La alimentación frecuente ayuda a prevenir el dolor que producen las mamas cuando están llenas y evita algunas complicaciones graves como la obstrucción de los conductos galactófonos, la mastitis (infección) y la insuficiente producción de leche.

Debido a la vergüenza o simplemente por no querer llamar la atención de los demás, muchas mujeres no se animan a amamantar a sus bebés en la vía pública o frente a personas extrañas. El temor a la transformación del instinto maternal de amamantar en algo sexual incomoda a muchas mujeres, que no entienden por qué la sociedad no considera este acto como un acontecimiento natural propio de la crianza. Por este motivo, desde algunas asociaciones prolactancia materna, se insiste en que sean las propias mujeres las que vayan cambiando esta percepción social, y animen y apoyen a otras madres a considerar el amamantamiento en público como un acto natural.

Marisol Nuevo. Redactora

Papillas de fruta y purés de verduras y carnes para el bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud