Posparto belleza: consejos para recuperar la figura

Cómo recuperar la figura y la forma física tras el parto

  • compartidos

Después de 9 meses de embarazo, con todos los cambios que has experimentado para traer al mundo a tu bebé, tu cuerpo no está en la misma forma que antes. Eso también se nota de cara al espejo. Por eso, después de dar a luz, necesitas cuidarte de una manera especial y recuperarte de forma progresiva. Volver a tener el cuerpo de antes lleva su tiempo. Con un poco de paciencia y siguiendo estos consejos lograrás tu objetivo.

Recuperación física tras el parto del bebé

Posparto belleza

Descansar es el objetivo prioritario nada más dar a luz. El sueño tiene un efecto reparador tras el esfuerzo del alumbramiento y durante las primeras semanas no debes pensar en hacer ejercicio. Una vez que han transcurrido las primeras cuatro semanas, es decir, coincidiendo con el primer cumplemés de tu bebé, puedes empezar a practicar algún tipo de actividad física suave. Después de la cuarentena, el yoga, las tablas de ejercicio cortas, el Pilates y los estiramientos te ayudarán a aumentar tu energía vital y servirán para mejorar tu bienestar físico y emocional.

Conviene consultar con tu médico y con un monitor deportivo sobre los ejercicios más recomendables en tu caso, ya que también hay que tener en cuenta tu condición de madre lactante. Ser constante una vez que comiences el ejercicio y hacerlo diariamente para recuperar tu figura, seguir una buena alimentación y someterte a algún tratamiento estético son las máximas que debes seguir para lograr recuperarte.

En busca del peso ideal tras el embarazo

Buscar la talla anterior al embarazo no debe obsesionarte. Perder los kilos que te sobren es una tarea que lleva su tiempo. Después del parto, suelen perderse de cinco a siete kilos entre el bebé, la placenta y el líquido amniótico. Cuanto más peso hayas ganado durante la gestación, más toca perder. Ten en cuenta que la pérdida será rápida al principio y más lenta después, y que tu cuerpo necesita casi el mismo tiempo que duró el embarazo para volver a ser el que era. En algunos casos, sobre todo, si el parto se produjo por cesárea, se puede tardar hasta un año en recuperar la silueta anterior al embarazo.

Vientre plano después de nueve meses de embarazo

Tras el parto, la tripa está dilatada debido a que sufre una pérdida de tono por el estiramiento al que se ha visto sometida durante el embarazo. El vientre plano se puede recuperar, sobre todo, si tu aumento de peso durante el embarazo ha sido moderado, es decir, entre 9 y 12 kilos. En este caso, conviene tener paciencia y no precipitarse con las abdominales porque las franjas musculares, ahora débiles, podrían ceder aún más. Si tu embarazo ha sido múltiple, debes extremar las precauciones debido a que los músculos rectos abdominales han podido sufrir un estiramiento excesivo y puede costarles más cerrarse. Incluso es posible que no lo hagan hasta pasadas muchas semanas después del parto. Para detectar este problema, contrae la musculatura abdominal y presiona con la mano en la zona situada debajo del ombligo. Si notas un hundimiento de unos dos centímetros, consulta a tu médico. Es mejor esperar al final de la cuarentena para reanudar la actividad física.

Pecho a su sitio tras la lactancia materna

Debido al aumento de tamaño de los senos durante el embarazo por los cambios hormonales, y a los cambios de volumen que experimentan durante la lactancia, pueden perder firmeza. Los senos están formados por tejido adiposo (grasa), tejido fibroso y glándulas. Carecen de sostén natural para vencer la fuerza de la gravedad y como sólo están protegidos por un abanico de músculos y piel, están expuestos a perder su sitio original. Para evitarlo, es recomendable realizar una tabla de ejercicios específica para fortalecer los músculos, que están detrás de las mamas.

Con estos ejercicios también trabajarás los brazos, que ahora necesitan estar fuertes para coger al bebé. No obstante, un buen remedio casero para poner el pecho en su sitio es un masaje tonificante con el agua de la ducha bien fresquita. Cuando termines la lactancia, puedes usar un gel específico para recuperar la firmeza de tus senos.

Marisol Nuevo. Guiainfantil.com

Los nombres de los bebés de los famosos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud