Las molestias del embarazo en el séptimo mes de gestación

Cómo aliviar las molestias del embarazo en el séptimo mes de gestación

  • compartidos

La embarazada se encuentra ya en el séptimo de mes de embarazo y es el momento de empezar a preparar el ajuar del bebé por si el parto se adelanta. A partir de este momento y, a medida que avance la gestación, las molestias del embarazo empiezan a intensificarse: la madre se sentirá más cansada para realizar sus actividades habituales y también para ir de compras. Evita dejar la canastilla de tu bebé para el último momento y disfruta con la ilusión de los preparativos para la llegada del bebé.

Si las molestias del embarazo en el séptimo mes de gestación no te lo impiden, las relaciones sexuales pueden mantenerse mientras no haya contracciones y el ginecólogo no las desaconseje.

Las molestias del embarazo en el séptimo mes de gestación

- Te sientes incómoda. Cuando comienza la recta final del tercer trimestre del embarazo, el útero se extiende por encima del ombligo y la barriga empieza a resultar prominente. Debido al aumento de volumen de la barriga por el cremiento del útero, es normal que te sientas incómoda.

Las molestias del embarazo en el séptimo mes de gestación

- Dolores en la espalda. Las molestias del embarazo que afectan a la espalda son comunes en esta etapa del embarazo debido al aumento de volumen del útero y del crecimiento del bebé. El tamaño y el peso de la barriga en los últimos meses obliga a la columna a adoptar una postura distinta de la normal. En busca de un nuevo centro de gravedad, la columna tiene que hacer un sobre esfuerzo y adoptamos posiciones que no son las ideales para nuestra espalda y que provocan contracturas en ciertos grupos musculares. Además, la presión del útero sobre la parte inferior de la espalda puede provocar ciatalgias, unos dolores que suelen prolongarse por la pierna.

- Dificultades para respirar. El corazón debe latir más deprisa para bombear la sangre hacia la placenta. Por este motivo, es normal sentir cansancio a veces e incluso dificultad para respirar.

- Insomnio. La preocupación por el parto, la sensación incómoda que produce el volumen de la tripa, la micción nocturna frecuente o los dolores de espalda pueden hacer que, en estos meses, te cueste más conciliar el sueño. Además, el bebé aprovecha el momento en que estás más tranquila y relajada para estirarse y patear. Existe la teoría, aunque no ha podido demostrarse, que el sueño se vuelve más ligero, preparándose para la etapa posterior al nacimiento y así seguir el ritmo impuesto por la lactancia y el cuidado del bebé.

- Ansiedad. A estas alturas del embarazo, los miedos, los cambios de humor y la ansiedad suelen acentuarse. El parto está cerca y la preocupación por lo que va a pasar suele reflejase también en los sueños.

¿Cómo aliviar las molestias del embarazo en el séptimo mes de gestación?

Descansar y dormir a pierna suelta son las molestias del embarazo más frecuentes en esta importante etapa del embarazo. Consejos para conciliar el sueño, reducir la ansiedad y respirar en el séptimo mes de embarazo.

Insomnio. Poco se puede hacer para combatir el insomnio en el embarazo, a parte de recurrir al socorrido vaso de leche caliente antes de dormir, intentar relajarte todo lo posible, darte un baño caliente, ajustar la temperatura del dormitorio y asegurar un ambiente de tranquilidad y silencio. No obstante, también debes evitar beber mucho líquido durante las horas previas a irte a dormir para evitar levantarte al baño por la noche, realizar ejercicio temprano por la mañana, nunca antes de irte a dormir, practicar técnicas de relajación y mantener la mente despejada y libre de ansiedad cuando te acuestes en la cama. Si sientes calambres en las piernas, alivia el dolor masajeando la zona o presionando los pies firmemente contra la pared.

Ansiedad. El agobio y la ansiedad no son buenos compañeros en esta etapa del embarazo. Para hacerles frente, hay actividades físicas muy recomendables durante el embarazo como el yoga o la natación, que te servirán para conectar con tu cuerpo y desconectar de la ansiedad. Relájate practicando técnicas de respiración en el rincón favorito de tu casa y sal a pasear. Las largas caminatas suponen un buen ejercicio y te ayudarán distraerte. Y si son en compañía, mejor. Rodearte de afectos, hablar de tus dudas y miedos con las personas que más cerca están de ti te servirá para alejar y espaciar esos momentos de ansiedad.

Dificultad para respirar. Esta falta de aliento continuará durante todo el embarazo, mejorando hacia las últimas semanas cuando el bebé se encaja para prepararse a nacer, dando más espacio a los órganos, entre ellos, el diafragma y los pulmones. Para aliviar la falta de aliento, dale más espacio a sus pulmones, manteniendo una postura erguida tanto si estás de pie como sentada. Evita hacer movimientos violentos y mantén la calma en todo momento para no acelerar el trabajo de los pulmones y el corazón, y usa ropa cómoda que no sea ajustada. Consulta con tu ginecólogo si presentas mucha dificultad al respirar, tienes el pulso acelerado, sufres mareos y desmayos (en esta etapa del embarazo ya no son comunes), dolor en el pecho o asma. 

Molestias en el embarazo, mes a mes

Molestias en el embarazo

Primer mes

Molestias en el embarazo

Segundo mes

Molestias en el embarazo

Tercer mes

Molestias en el embarazo

Cuarto mes

Molestias en el embarazo

Quinto mes

Molestias en el embarazo

Sexto mes

Molestias en el embarazo

Séptimo mes

Molestias en el embarazo

Octavo mes

Molestias en el embarazo

Noveno mes

Ejercicios para embarazadas. Relajación y estiramientos paso a paso

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud