Las molestias del embarazo en el sexto mes de gestación

Cómo aliviar las molestias del embarazo en sexto mes de gestación

  • compartidos

Las molestias del embarazo en este sexto mes de embarazo se caracterizan por el aumento del volumen de la tripa, que se acentúa notablemente. La embarazada notará los movimientos fetales o pataditas del bebé con mayor claridad.

El volumen de la tripa se acentúa notablemente en el sexto mes de embarazo, lo que puede dar lugar a que se desencadenen algunas molestias del embarazo. En esta importante etapa del embarazo, el útero sigue creciendo y se extiende por encima del ombligo. La embarazada ya puede lucir su estado de buena esperanza. Es el momento de comenzar a preparar la habitación del bebé y, si ya sabéis el sexo del bebé, por la ecografía del mes anterior, ya puedes elegir los colores de las paredes y de las telas del dormitorio del bebé. Dedica tiempo a diario para cuidar de tu embarazo y no olvides que es muy importante llevar un estilo de vida saludable.

Las molestias del embarazo en el sexto mes de gestación

Molestias del embarazo en el sexto mes de gestación

También es esencial alimentarse mediante una dieta balanceada y rica en calcio, que te permita adquirir todos los nutrientes necesarios para tu bienestar y el desarrollo de tu bebé. Y no olvides tu aspecto físico. Cuidarte para prevenir que las huellas de tu embarazo te acompañen el resto de tu vida es fundamental en esta etapa del embarazo. En este sexto mes de gestación, notarás una mayor sensibilidad en general y las pataditas de tu bebé con mayor claridad.

- Movimientos fetales. Notarás los movimientos de tu bebé, que cambiará de posición con frecuencia, mientras sigue desarrollándose en tu interior durante el sexto mes de embarazo.
- Estiramiento de la piel. El útero sigue creciendo y, como consecuencia, la piel del abdomen debe estirarse para adaptarse a la nueva situación. Si la piel no está bien hidratada, pueden aparecer picores.
- Pezones sensibles. Son una molestia del embarazo frecuente. Más que por el estado de la piel, la sensibilidad en los pezones, que se caracteriza por resultar molestos al roce, procede de la prolactina, una hormona que prepara los senos para la lactancia, cuya función es estimular la producción de leche. La areola aumenta de tamaño y se pigmenta (se oscurece), y se pueden ver pequeñas elevaciones (tubérculos de Montgomery), que son glándulas productoras de grasa.
- El ombligo empieza a sobresalir. A medida que aumenta el volumen de la barriga, el ombligo pierde su posición habitual y se invierte hacia fuera. Quedará así hasta el parto y luego volverá a normalizarse.
- El útero se expande. Debido a que el útero ya no cabe en la pelvis, se expande hacia arriba desplazando los intestinos y presionando el diafragma y el hígado. Como consecuencia, puede sentir una ligera sensación de ahogo, que suele ser pasajera.
- Micción frecuente. Fruto de la expansión del útero, la vejiga también se ve más oprimida. Por este motivo, sentirás ganas de hacer pis más a menudo.

¿Cómo aliviar las molestias del embarazo en el sexto mes de gestación?

A partir del sexto mes de embarazo, las molestias del embarazo empiezan a intensificarse en el sexto mes de gestación.

Picores en la piel. Se alivian aplicando cremas hidratantes, que también previenen las estrías. Elige las que llevan en su composición rosa mosqueta porque favorece la elasticidad de la piel. Aplícate crema por la mañana, después de la ducha diaria, y también por la noche especialmente en el abdomen, nalgas y muslos, y en el pecho. Así, mantendrás hidratada tu piel, a salvo de la formación de estrías y picores.

Sensibilidad en el pecho. Usa sujetadores de algodón, sin aros y con tirantes anchos para sostener el aumento de volumen del pecho. Para evitar roces, puedes usar almohadillas especiales de lactancia, que también son absorbentes, y te pueden ayudar a reforzar la protección del pezón.

Micción frecuente. Evita aguantar las ganas de orinar. Para combatir el exceso de micción, limita la ingesta de bebidas diuréticas como el café, el té y las sodas, que contienen cafeína y pueden ser responsables de que se orine con más frecuencia. Si los problemas de micción frecuente aparecen también por la noche y debes levantarte varias veces de la cama, evita tomar líquidos dos horas antes de acostarte, pero asegúrate de beber lo suficiente durante el día.

Y si lo que sufres son pérdidas de orina, recurre a las compresas o pañales sanitarios, aunque no suele ser común llegar a ese punto. Los ejercicios de Kegel reforzarán tus músculos de la zona perineal y te ayudarán también a evitar las pérdidas involuntarias. Es importante realizarlos a diario para prevenir las pérdidas de orina.

Molestias en el embarazo, mes a mes

Molestias en el embarazo

Primer mes

Molestias en el embarazo

Segundo mes

Molestias en el embarazo

Tercer mes

Molestias en el embarazo

Cuarto mes

Molestias en el embarazo

Quinto mes

Molestias en el embarazo

Sexto mes

Molestias en el embarazo

Séptimo mes

Molestias en el embarazo

Octavo mes

Molestias en el embarazo

Noveno mes

La moda durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud