Karate infantil

El karate favorece el desarrollo físico y personal de los niños

  • compartidos

Con el final del verano y la vuelta al cole de los niños, también se retoman las actividades extraescolares y los deportes que se practicaban antes de la época estival. Aunque para muchos padres el karate es sinónimo de lucha y agresividad, es una actividad muy recomendada para todo tipo de niños, desde el más hiperactivo hasta el más tímido, una forma de conocerse a sí mismo y de desarrollarse positivamente como personas.

El Karate es una de las artes marciales milenarias cuyo objetivo no era otro que la autodefensa. Hoy en día se ha convertido en un deporte organizado con sus correspondiente reglas, aunque no está incluido dentro de las competiciones olímpicas. Este arte marcial se basa en la lucha de uno contra uno, siempre siguiendo las reglas impuestas.

Cuándo practicar karate

Karate para niños

El karate puede ser practicado por los niños y las niñas a partir de los 4 años, que es cuando su aparato locomotor está terminando de desarrollarse y los niños ya controlan sus movimientos y son conscientes de hasta dónde pueden llegar. Ahora bien, en función de la edad de los pequeños, así serán los tipos de ejercicios y técnicas que se realicen durante las clases:

- Karate para niños de entre 4 y 6 años: en esta etapa de iniciación a la arte marcial, los niños y niñas, de una forma siempre divertida y amena, aprenderán poco a poco lo que significa el karate y todo lo que implica. Aprenderán a canalizar su energía y su fuerza, a respetar a los demás compañeros y al profesor y a que conocerse mejor a sí mismos. Además desarrollarán sus capacidades, habilidades y potencial dentro del deporte, lo que podrán extrapolar a su vida diaria.

- Karate para niños de entre 7 y 10 años: a partir de los siete años es verdaderamente cuando el niño o la niña empieza a practicar karate. Los profesores durante las clases enseñan a los pequeños técnicas, movimientos, figuras propias de este arte marcial. En este etapa, a medida que aumenta el aprendizaje, el niño realiza una serie de exámenes que le permiten cambiar el color de su cinturón, esto es, aumentar su nivel de karate.

Karate a partir de los 11 años: las clases de karate a partir de esta etapa ya son muy similares a las de los adultos. Empiezan los combates y las competiciones, fortaleciendo el cuerpo y adquiriendo una disciplina muy severa.

Lee la segunda parte del artículo: Beneficios del karate

Ángela del Caz. Redactora

Dibujos para colorear de deportes

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud