La cetoacidosis en la diabetes infantil

Cetoacidosis: una complicación de la diabetes infantil

  • compartidos

Actualmente, 4 de cada 10 niños con diabetes en España, presentan cetoacidosis en el momento del diagnóstico, una complicación grave que puede poner en peligro la vida del paciente.

La falta de información para el reconocimiento de los síntomas suele retrasar el diagnóstico y poner en riesgo la salud de los menores. La sed intensa, la necesidad de orinar frecuentemente, la pérdida de peso sin causa aparente, el dolor abdominal, la aparición de vómitos, cansancio, visión borrosa e irritabilidad son algunos de los síntomas más frecuentes.

Los síntomas de la diabetes en los niños

Nina-negra-inyeccion-diabetes

Básicamente, consiste en una complicación grave de la diabetes, que aparece como consecuencia de la falta de insulina en el organismo y que puede llegar incluso a poner en peligro la vida del niño con diabetes.

La diabetes es una enfermedad en la que existe un déficit en la producción por parte del páncreas de la hormona que regula los niveles de glucosa, la insulina. Dicho déficit provoca un aumento de los niveles de glucosa en sangre, situación que puede producir problemas a corto plazo, fundamentalmente cetoacidosis. A este respecto, la cetoacidosis diabética es una complicación grave y conlleva un riesgo vital, si no se trata de forma precoz. Sin embargo, aún hoy muchos pacientes son diagnosticados de diabetes en cetoacidosis.

Qué es la cetoacidosis

Por otra parte, la cetoacidosis puede presentarse tras un período durante el que los síntomas pueden ser leves y, en ocasiones, pasar desapercibidos o hacerlo de manera brusca, como ocurre en los niños más pequeños. El tiempo aproximado de la duración de los síntomas previos al diagnóstico de cetoacidosis es de dos o tres semanas, aunque suele ser de menos tiempo en los menores de 5 años, debido presumiblemente a que la célula beta es más sensible a la agresión autoinmune.

En los menores de cinco años y, desde el punto de vista clínico, el diagnóstico es más difícil porque los síntomas no son tan frecuentes y suelen ser más inespecíficos. Debido a que se debe a un retraso en el diagnóstico, es fundamental que una vez sospechados los síntomas de la diabetes, se realice sin demora una glucemia capilar. Si ésta está alterada, es decir, si el índice de glucosa es alto, es muy importante llevar al niño a un centro hospitalario, ya que un retraso en el inicio del tratamiento eleva el riesgo de desarrollar cetoacidosis.

Es tan sencillo como acudir a la farmacia más cercana y para dar un pequeño pinchazo en el dedo. La glucemia capilar consiste en tomar una muestra de sangre tras realizar una punción en el pulpejo del dedo para obtener una gota de sangre del niño. Esta muestra se coloca en una tira reactiva, que nos informará en el momento del índice de glucosa en sangre que presenta.

Cómo prevenir la cetoacidosis en los niños

En otros países, la sensibilización de todos los profesionales sanitarios, médicos de familia, enfermería, pediatras, farmacéuticos, así como profesores de guarderías, colegios e institutos e incluso de las autoridades sanitarias, ha conseguido reducir de forma muy importante el diagnóstico de la enfermedad en esta situación clínica grave, que es la cetoacidosis.

Actualmente, según el estudio realizado por el grupo de diabetes de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica (SEEP), el 51,7 por ciento de los niños menores de 5 años presentan la forma grave de cetoacidosis. Este porcentaje se eleva hasta el 69 por ciento en niños por debajo de los 2 años de edad. Según este estudio, el debut con cetoacidosis en diabetes tipo 1 en niños sigue siendo muy elevado, tanto en número como en gravedad, especialmente en menores de 5 años. La edad en la que hubo más casos diagnosticados fue 8 años. Por grupos de edad, el 46 por ciento de los niños tenía entre 5 y 10 años en el momento del debut, el 28 por ciento tenía entre 10 y 15, y el 26 por ciento restante entre 0 y 5 años.

Fuentes consultadas:
- Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica (SEEP)
- Fundación para la Diabetes

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com

Dibujos para colorear de frutas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud