El esgrima y los niños

La práctica del esgrima fortalece la resistencia y la inteligencia de los niños

  • compartidos

Aunque el esgrima no sea un deporte muy conocido, lo cierto es que cada día son más las personas que lo practican. Para muchos padres seguro que no es una de las opciones que barajan para sus hijos como actividad extraescolar, pero el esgrima es un deporte muy completo que trabaja todo el cuerpo y no es peligroso si se toman las precauciones necesarias.

Básicamente el esgrima es una actividad de habilidad. Habilidad para dar pinchazos a tu contrincante y habilidad e inteligencia para adelantarte a sus movimientos y evitarlos. Un deporte de combate cuerpo a cuerpo en el que se usa un arma, y la habilidad que hay que desarrollar precisamente está ahí, en saber manejar el sable, estoque o espada con la mejor destreza posible.

Cuándo empezar a practicar esgrima

Esgrima para niños

El esgrima es un deporte para todos: pequeños, adolescentes, adultos y mayores. Antes se considera que esta disciplina no era adecuada para niños menores de diez años, pero cada vez son más los centros deportivos que han bajado la edad hasta los cinco años. Y al igual que desciende la edad, las reglas y arma empleadas también varían. Los pequeños entrenan con un arma especial, más pequeña, proporcionada para su tamaño y aligerada en peso; y la longitud de la pista es menor, 10 metros.

Beneficios del esgrima para los niños

Al elegir el esgrima como disciplina para que practiquen tus hijos, estás escogiendo un deporte muy completo a nivel físico y que enseña valores fundamentales a los pequeños, además de ayudar en el desarrollo de su personalidad:

- Ayuda en el desarrollo psicomotor de los niños.

- Mejora la capacidad de razonar y tomar decisiones rápidas.

- Desarrolla el intelecto.

- Enseña a controlar las emociones y los impulsos.

- Enseña a respetar al adversario en el juego y a los demás fuera de él.

- Fomenta el desarrollo de la educación hacia el profesor y sus compañeros, un valor que luego podrá poner de manifiesta en su vida diaria.

- Potencia la velocidad, equilibrio y coordinación.

- Agiliza los reflejos y la capacidad de reacción del niño.

- Desarrolla la capacidad de resistencia.

- Crea en el niño un sentimiento de afán de superación al querer ser cada vez mejor y aprende a asumir las derrotas.

Cómo se practica la esgrima

Para poder practicar este emocionante deporte, es necesario equiparse con todo lo necesario para evitar accidentes indeseados: - La cazadora tiene que cumplir con todas las medidas de seguridad exigidas: deberá ir abotonada y con el cuello levantado para no dejar desprotegido el cuello del niño. Y el pantalón también tiene que estar en perfectas condiciones.

- Los guantes tienen que tener el tamaño adecuado y deben cubrir los puños de la chaqueta.

- La careta no puede tener ni el más mínimo signo de deterioro: no puede estar agujereada, la parte de atrás tiene que cubrir la nuca y el niño debe comprobar que es de su tamaño y no se le va a caer cuando empiece a moverse.

- Actualmente existen tres tipos de armas que se pueden emplear para practicar esgrima: estoque, sable y espada. Todas ellas están formadas por una lámina flexible y una empuñadura.

Ángela del Caz. Redactora

Dibujos para colorear de deportes

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud