El pan tradicional en la alimentación de los niños

El pan debe estar presente en todas las comidas infantiles

  • compartidos

El pan tradicional debe estar presente en todas las comidas de los niños por su aporte de hidratos de carbono, minerales, vitaminas y fibra, y su bajo contenido en grasas. El principal interés nutricional del pan es su elevado contenido en hidratos de carbono complejos y su bajo contenido en grasa. Los hidratos de carbono constituyen la base de todas las guías alimentarias y debemos consumir varias raciones al día. Por tanto, el pan es un alimento versátil que puede integrarse en todas las comidas.

El pan tiene un elevado contenido de hidratos de carbono, especialmente almidón. Contiene proteínas, en menor proporción, y es pobre en grasas. Tiene minerales (magnesio, selenio, zinc, manganeso) y vitaminas del grupo B, en proporciones mucho mayores cuando se trata de pan integral. Además, las variedades integrales aportan una cantidad importante de fibra.

El pan debe ser parte de la alimentación infantil

Niño comiendo pan

Los cereales son la base de la alimentación en una dieta equilibrada y los niños deben consumir entre 4 y 5 raciones diariamente. En opinión de Carmen Pont, especialista en Nutrición y colaboradora de Bopan, 'la frecuencia de consumo de pan debe ser diaria y prácticamente puede estar presente en todas las comidas del día. También, puede sustituirse en alguna por otros alimentos ricos en hidratos de carbono como, por ejemplo, arroz, pasta o patatas'.

El pan forma parte de una dieta variada y equilibrada, y está en la base de la pirámide nutricional. Por este motivo, en caso de obesidad infantil, en principio, el pan no debe suprimirse. Carmen Pont asegura que 'hay muchos otros alimentos que deben restringirse antes que el pan, como las grasas saturadas y los alimentos o bebidas azucaradas en la dieta de un niño con sobrepeso. Es decir, la restricción debe ir dirigida a alimentos muy calóricos y con escaso interés nutricional'.

Pan blanco o integral

Los niños pueden tomar pan blanco o integral, según sus preferencias. Para algunos, el sabor es muy importante y por este motivo, muchos prefieren el pan blanco al integral. No obstante, se debe tener en cuenta que los panes elaborados con el trigo o el cereal completo tienen un exquisito sabor y son más nutritivos. Además, el pan integral, por su riqueza en fibra, puede ser muy adecuado en casos de estreñimiento.

Pan de molde o de leche, ¿son bollería?

El pan tradicional es el resultado de la cocción de una masa obtenida al mezclar harinas (generalmente, trigo) con agua y sal, y fermentada por la acción de levaduras. Carmen Pont explica que "en otros panes como en el pan de molde o de leche, se añaden otros ingredientes como leche o ciertos conservantes en las variedades industriales, que les confieren sabores y texturas diferentes.

El valor nutritivo de estos panes, y si son considerados bollería industrial o no, depende de la composición y de los ingredientes utilizados para su elaboración". Como característica general, tienen un aporte energético superior al del pan tradicional, especialmente por su mayor contenido en grasas y en azúcares simples.

Vuelve el bocadillo

La merienda tradicional del bocadillo es una opción muy sana y saludable para los niños, a parte de la fruta y los lácteos. "Sin duda, un buen bocata es una fantástica opción para la merienda, que permite un sinfín de variedades dulces o saladas, dependiendo de las preferencias del niño; desde el clásico y un poco olvidado pan con chocolate hasta un bocadillo vegetal", asegura Carmen Pont. En el caso de las meriendas, lo importante es olvidarse de la bollería industrial que aporta grasas poco saludables y demasiados azúcares.

Marisol Nuevo. GuiaInfantil.com

Cómo decorar la comida de los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud