El flúor durante el embarazo

Por qué el flúor es tan importante en el embarazo

  • compartidos

Los cambios hormonales que experimentan las mujeres durante el embarazo no solo pueden alterar su piel, su pelo... como también ocasionar alteraciones en el esmalte de los dientes. Un aporte deficiente de flúor durante esta etapa puede producir la aparición de caries en los dientes, aparte de que este mineral también es importante para los huesos de la madre.

Aporte de flúor en la embarazada

El flúor en los dientes de la embarazada

El flúor, junto con el calcio, el fósforo y el magnesio, es un micro mineral que, por contener agentes antibacterianos, sirve para proteger y fortalecer la estructura dental y ósea de la madre, así como de la futura descendencia. Su aporte durante la gestación es esencial para evitar deficiencias tanto en el organismo de la madre como la del bebé que espera.

Hay que tener en cuenta que el desarrollo dental del bebé comienza desde el primer mes de embarazo. Para que este aporte esté asegurado, una buena dieta que contenga flúor, es la mejor forma de prevenir las caries así como algunas enfermedades bucales, durante el embarazo. Es recomendable que, en esta etapa, las mujeres consuman:

- Agua potable y té

- Pescados y mariscos

- Algunas verduras: espinacas, coliflor, tomate, espárragos, etc.

- Algunas frutas: uvas, ciruelas

- Algunos cereales: trigo, arroz.

Buenos hábitos de higiene y alimentación en el embarazo

Aparte de una rica alimentación, es aconsejable que las mujeres utilicen pastas dentífricas fluoradas para limpiar los dientes. Es cierto que durante los primeros meses del embarazo, el cepillado dental suele provocar náuseas, haciendo con que muchas mujeres se descuiden de la higiene bucal, lo que favorece al aparecimiento de caries. Aún así es muy importante que la mujer siga cepillando los dientes, aunque sea sin dentífrico.

El aporte de pequeñas cantidades de flúor, que no deben superar los 3 mg al día, hará con que la mujer tenga dientes más resistentes. El exceso de flúor es muy tóxico y puede provocar la Flúorosis que provoca el efecto opuesto ya que debilita el esmalte (provocando más caries) y debilita los huesos (más descalcificación y osteoporosis). Un exceso de flúor puede decolorar o manchar los dientes para siempre.

Fuente consultada:
- Consumer.es
- En buenas manos

Masaje para embarazadas paso a paso

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud