Dieta para niños con tratamiento del cáncer

La alimentación de un niño con cáncer. Entrevista a Ana Belén Bautista

  • compartidos

Ana Belén Bautista Girona es psicóloga de la Asociación de Familias de Niños con Cáncer (AFANION) de Castilla La Mancha, creada por un grupo de padres con hijos afectados de cáncer para mejorar la calidad de vida de este colectivo. Esta asociación presenta una guía, bajo el título Buen Provecho, Consejos Dietéticos durante el Tratamiento, que está siendo distribuida en todos los hospitales que atienden a niños oncológicos y entre las familias afectadas. La asociación cree que una buena alimentación es esencial para vencer la enfermedad. Como coordinadora de la guía, Ana Belén ha hablado con GuiaInfantil.com.

Guía de nutrición para niños con cáncer

Alimentación para niños con cáncer

AFANION lleva trabajando en Castilla La Mancha desde 1995, ofreciendo atención integral a los niños y adolescentes diagnosticados de cáncer. Durante este tiempo hemos comprobado cómo a menudo los padres se sienten desorientados ante algunos de los problemas que surgen como consecuencia del diagnóstico de cáncer y su tratamiento. La alimentación, que habitualmente es un elemento de conflicto en las familias, se ve afectada en buena medida por los tratamientos.

Durante la estancia hospitalaria, las familias pueden contar en todo momento con los profesionales sanitarios que atienden al niño y especialistas en nutrición. Sin embargo, en los periodos de alta hospitalaria, cuando las familias están en casa, se encuentran con situaciones que no saben cómo afrontar y que les generan ansiedad.

Creemos que contar con unas orientaciones generales para abordar los problemas alimentarios en el niño puede contribuir a disminuir la ansiedad de los padres, aportándoles seguridad y tranquilidad, al tiempo que mejoran la alimentación de los niños. Si comer bien es importante siempre, en el niño enfermo lo es más. Creemos que "la comida no sólo es un placer, también es esencial para vencer la enfermedad".

Ana Belén Bautista, AFANION

Los efectos de la quimioterapia en niños

Los tratamientos contra el cáncer más utilizados son quimioterapia, radioterapia y cirugía. Entre éstos, el que más repercusiones tiene en la alimentación es la quimioterapia. Esto se debe a que la quimioterapia combate la enfermedad destruyendo las células que crecen rápidamente. Sin embargo, hay células sanas y normales como las del pelo, la boca, el estómago, etc. que también pueden resultar dañadas porque también se multiplican rápidamente. Algunos de los efectos secundarios que afectan a la alimentación son falta de apetito, náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento, inflamación y úlceras en la boca, cambios en el sabor de las comidas e infecciones.

Alimentos para niños con cáncer

Las recomendaciones dietéticas para los niños en tratamiento pueden ser diferentes de las que suelen ser adecuadas para la población sana, situación que puede confundir a los padres. Las diferencias se deben a que estos consejos están pensados para recuperar fuerza y energía. Los consejos nutricionales habituales incluyen comer mucha fruta, verduras y cereales, con una moderada ingestión de carne y productos grasos y derivados de la leche.

Sin embargo, para los niños que están en tratamiento, las recomendaciones se centran en ayudarle a comer alimentos ricos en calorías y proteínas, como tomar más leche, queso y huevos, así como usar más aceite virgen de oliva, mantequilla y margarina. Además, hay que tener en cuenta qué alimentos son más adecuados para cada problema concreto.

Efectos secundarios del tratamiento del cáncer

Entre las causas de los efectos secundarios se incluyen no sólo factores biológicos sino también psicológicos y comportamentales. Por ejemplo, la falta de apetito puede estar producida por el miedo, la ansiedad, depresión, o el cambio de rutinas y tipo de alimentación. La ansiedad también puede provocar náuseas y vómitos. Y en el caso del estreñimiento, los cambios en los hábitos de evacuación intestinal o la falta de ejercicio suelen ser causas comunes que lo provocan.

Durante el tratamiento para el cáncer se pueden producir estos efectos secundarios de manera indistinta, dependiendo de cada caso particular. Al tratarse de problemas frecuentes, a los que estamos habituados, presentan menos problemas para los padres que generalmente tienen algunas nociones sobre qué tipo de dieta es la más adecuada. En el caso de la diarrea se opta por una dieta blanda, mientras que para el estreñimiento se han de preferir alimentos ricos en fibras, fundamentalmente.

Las náuseas y vómitos son dos de los más comunes y temidos efectos secundarios, y la quimioterapia el tratamiento que con más frecuencia los produce. Algunas recomendaciones pasan por empezar el día tomando alimentos secos, evitar alimentos lácteos, fritos, salsas o alimentos de alto contenido en grasa. También es aconsejable tomar aire fresco y fomentar el reposo y la relajación.

Los consejos para combatir la alteración en la percepción del sabor pueden variar, dependiendo del problema concreto. Por ejemplo, mientras que para algunas alteraciones del gusto se recomienda cocinar con condimentos suaves, para el sabor metálico son recomendables los sabores fuertes y realzar el gusto de los alimentos con diferentes salsas, entre otros. Además de la elección del tipo de alimento y su preparación, hay que tener en cuenta también otros consejos como realizar enjuagues, evitar cubiertos y utensilios metálicos, enmascarar el sabor de determinados alimentos, etc.

El apetito del niño con cáncer

En este caso es muy importante que los padres utilicen "su ingenio", para ello se les ofrecen algunas orientaciones como experimentar con recetas nuevas, comer pequeñas cantidades de alimentos varias veces al día, añadir proteínas y calorías sin aumentar el volumen de la comida, usar platos grandes para que parezca que hay menos alimento... Estos consejos pueden dar ideas a los padres, que pueden buscar a partir de ellas otros trucos para hacer más apetecible la comida a sus hijos. En casos extremos, será necesario consultar al médico la posibilidad de tomar suplementos nutricionales.

Consejos dietéticos para niños con cáncer

El problema que presentan las llagas y sequedad de boca se pueden hacer especialmente desagradable y dolorosa la ingesta de alimentos. En estos casos se recomienda eliminar los síntomas, y utilizar alimentos que no incrementen las molestias, como es el caso de los alimentos secos, hacer enjuagues bucales, así como tener una buena higiene bucal.

Fuente consultada:
La guía: Buen Provecho, Consejos Dietéticos durante el Tratamiento

Dibujos para colorear de comidas y alimentos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud