Alergias alimentarias en los niños. Entrevista con María Niella

Las alergias alimentarias que más afectan a los niños

  • compartidos

Aproximadamente, el 5 por ciento de los niños menores de 3 años de edad es alérgico a uno o más alimentos. Los más comunes son leche, huevos, soja, trigo, pescado, cacahuetes y bayas. Sin embargo, casi cualquier proteína alimentaria puede causar una reacción alérgica. Las alergias a los alimentos se producen cuando el sistema inmunológico, que ayuda a protegernos de las infecciones identificando y atacando a los virus y bacterias que causan las enfermedades, responde por error a una proteína alimentaria, produciendo inflamación y daño. 

María Niella, presidenta de Histasan, Asociación Madrileña de Alergias Alimentarias (España), cuyo objetivo es concienciar a todos, padres y diferentes instituciones de la existencia de alergia alimentaria, que sigue siendo poco conocida a pesar de su elevada frecuencia, nos habla de la aparición de la alergia alimentaria en los niños, de los alimentos que producen más alergia y de los nuevos tratamientos contra esta sensibilización.

Las alergias a los alimentos en los niños

Niña come huevo

¿Cuáles son las alergias alimentarias que más afectan a los niños?
En primer lugar, hay que dejar claro que de los tres nutrientes básicos, hidratos de carbono, grasas y proteínas, son estas últimas las responsables de las alergias alimentarias. En España, los principales causantes de reacciones alérgicas son la leche, los huevos y el pescado en la edad infantil, y las frutas, los mariscos y los frutos secos en la edad adulta. Desgraciadamente, cualquier proteína animal o vegetal es susceptible de desencadenar reacciones alérgicas. Estudios recientes han documentado reacciones alérgicas por hidratos de carbono, no sólo por proteínas.

¿Cuándo un niño es alérgico a algún alimento? ¿Cuáles son los síntomas?
Con frecuencia se suelen confundir los términos intolerancia y alergia. En el caso de los intolerantes, y de los enfermos celíacos, hablamos de enfermedades de carácter digestivo. En el caso de las alergias alimentarias, el responsable es el sistema inmunológico que responde de manera anómala ante supuestos agresores (las proteínas). La confusión se suele producir porque entre los síntomas de las alergias alimentarias están los gastrointestinales: dolor, hinchazón, vómitos, diarreas, náuseas... semejantes a los que se producen en el caso de las intolerancias, aunque hay otros más específicos como SAO (síndrome de alergia oral) y angioedema. Sin embargo, los alérgicos a alimentos suelen tener otro tipo de síntomas:

- Cutáneos: urticaria, eccema, DA (dermatitis atópica);
- Respiratorios: rinitis, congestión, asma, bronco-espasmos y edema de glotis.
- Shock anafiláctico: es el más grave, aunque afortunadamente el menos frecuente. El shock anafiláctico produce un fallo multisistémico con dos o más de los síntomas ya citados. En los casos más severos, se produce bajada de tensión, arritmia, desfallecimiento y fallo cardiorespiratorio que compromete constantes vitales llegando a ser letal. En todo caso, sólo un médico alergólogo nos dará el diagnóstico definitivo. Las intolerancias tienen un carácter crónico, pero no son potencialmente mortales, mientras que las alergias pueden llegar a superarse, pero son potencialmente mortales.

¿En qué se basa el tratamiento de la alergia alimentaria?
Por lo que respecta al tratamiento de las alergias a alimentos podemos considerar, por un lado, el tratamiento de los síntomas (leves con antihistamínicos, corticoides y broncodilatadores, y graves con adrenalina inyectable) y, por otro, el de las causas. Las responsables de las alergias alimentarias son las proteínas y, hoy por hoy, la única manera de prevenirlas es eliminar estrictamente los alimentos que la provocan. Se efectúan revisiones periódicas para evaluar los niveles de tolerancia y la evolución de la dieta de eliminación (eliminamos la causa y la memoria alérgica que genera nuestro organismo). En los casos en que se considera que puede haber éxito y se puede “superar” la alergia, se llevan a cabo pruebas de provocación o exposición controlada (siempre en el ámbito hospitalario). En la actualidad, los mejores resultados en este sentido se están produciendo entre los alérgicos a la leche. Se están ensayando también algunas vacunas para alimentos concretos, aunque todavía falta mucho para la "vacuna total".

Para más información:
Asociación Madrileña de Alergias Alimentarias HISTASAN
Email para contacto: [email protected]
Teléfono de atención: 91 331 38 99 (L, X, V de 12:00-14:00 h)

Dibujos para colorear de comidas y alimentos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud