Ciclismo. Deporte infantil

Montar en bicicleta es divertido y saludable para los niños

  • compartidos

Hablar de ciclismo implica abarcar un campo de ejercicio enorme. Desde que los niños tienen unos pocos meses ya tienen un triciclo en el que dar sus primeras pedaladas y la gran mayoría de los adultos tienen una bicicleta - ya sea estática o móvil - en la que practicar ciclismo.

Así, los triciclos y bicicletas suelen ser uno de los regalos estrella de cumpleaños, comuniones, Navidad o para 'premiar' a los niños por las buenas notas del cole.

El ciclismo destaca como deporte de competición, un ejercicio donde se miden la voluntad, el sacrificio, la participación, el esfuerzo y el saber perder o ganar. Hay niños que se aventuran, desde muy pequeños, en este deporte, mientras otros acaban cansados y lo abandonan. En todo caso, los expertos advierten que los niños deben aprender a montar en bicicleta para socializarse y pasar un rato divertido.

Beneficios del ciclismo para los niños

El ciclismo ofrece múltiples beneficios educativos para los niños, tanto a nivel motor como cognitivo y afectivo-social:

Familia montando en bici por el campo

- Aumenta la resistencia.
- Potencia la velocidad y la agilidad.
- Estimula e incrementa la coordinación y el equilibrio.
- Favorece el desarrollo intelectual.
- Fomenta el desarrollo de los valores sociales: compañerismo, respeto, tolerancia, solidaridad; además de desarrollo un espíritu de sacrificio, seguridad y confianza.
- Crea una conciencia ecológica. Los niños aprenden a utilizar la bicicleta como medio de transporte.
- Aumenta la autoestima.
- Crea hábitos sanos para el cuerpo: mejora las articulaciones, refuerza el sistema inmunitario, aumenta la capacidad respiratoria, mejora el sistema circulatorio, previne dolores de espalda, fortalece los huesos, combate la obesidad, reduce la cantidad de grasa corporal, favorece el flujo de la sangre, aumenta el calcio de los huesos, etc.
- Promueve el encuentro social.
- Reduce la ansiedad y el estrés y eleva el estado de ánimo.

¿Cómo enseñar a los niños a manejar y dirigir la bicicleta?

El primer paso para enseñar a los niños a dirigir su bicicleta es que aprendan a dominarla: sepan cómo frenar, cuándo pedalear con más o menos intensidad, cómo subir o bajar de la bici, etc.

Cuando son muy pequeños, a las bicis se les coloca unos ruedines para ayudarles a mantener el equilibrio. Cuando haya cogido agilidad con la bicicleta y sepa guardar el equilibrio, es el momento de retirar los ruedines y aprender a andar por diferentes terrenos. Además, para fomentar su gusto por este deporte, puedes promover paseos en bici con familiares o amigos; hacer ciclismo en grupo es mucho más divertido. En algunas ciudades existen espacios destinados exclusivamente para la práctica de este deporte, como son los carriles bici. Además, se puede llevar la bici en trenes, autocares y otros medios de transporte.

Montar en bicicleta implica actividad física y diversión, un ejercicio que ayuda a los niños en su formación personal. Como deporte, el ciclismo nación a finales del siglo XIX y poco a poco ha ido extendiéndose a lo largo y ancho de todos los continentes. El ciclismo es una modalidad olímpica y, a día de hoy es uno de los deportes que más modalidades presenta y está despertando el interés de muchos niños que sueñan con competir en las grandes carreras ciclistas como el Tour de Francia o el Giro de Italia. De hecho, en muchos países como Holanda o Alemania, la bicicleta se ha convertido en el principal medio de transporte.

Dibujos para colorear de deportes

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud