Qué es la episiotomía en el parto

Las ventajas y desventajas de la episiotomía en el parto

  • compartidos

La episiotomía es un corte en el periné, que es el espacio comprendido entre la vagina y el ano, cuya finalidad es agrandar el orificio vaginal, y así favorecer la salida de la cabeza del bebé durante el parto.

Este corte se realiza justo antes de la expulsión del bebé, precisa de tijeras o bisturí y requiere puntos de sutura. Normalmente, esta intervención quirúrgica menor se recomienda para evitar desgarros en el periné de la mujer y ayudar a la madre en la expulsión de su bebé.

Tipos de episiotomías durante el parto

De acuerdo con la orientación del corte, la episiotomía puede ser lateral, medio lateral u oblicua, o media. Existe una preferencia general por el corte medio lateral, que se sitúa más alejada del recto, ya que el corte en la línea media, aunque cicatrice más rápido, sea más práctica para suturar y provoque menos dolor en el posparto, ofrece un mayor riesgo de daño en el esfínter anal y en el recto.

¿Cuándo es indispensable la episiotomía en el parto?

La episiotomía en el parto

Los médicos y las comadronas consideran que la episiotomía es indispensable cuando:

- Se tiene que hacer una extracción instrumental del bebé (con la utilización de fórceps, espátulas o ventosa)
- Los bebés están en una posición anormal, de nalgas, por ejemplo
- Presentan una dificultad en el salida de los hombros (distocia)
- En algunos partos prematuros o cuando existe alguna posibilidad de sufrimiento fetal
- Cuando la madre posee un periné frágil y corto.

Aunque existe una discusión constante sobre la necesidad de realizar una episiotomía en el parto, esta técnica se practica en un 80 por ciento de los nacimientos en el primer parto, y en un 50 por ciento en los siguientes partos, en España. En Suecia, sólo un 6 por ciento de las madres primerizas la utilizan, y en Francia, casi un 70 por ciento de ellas optan por hacerla.

Ventajas y desventajas de la episiotomía

De un lado, están los médicos que consideran la episiotomía como una técnica que evita los desgarros espontáneos y favorece una cicatrización fácil, evita lesiones en los músculos del periné y la vagina, disminuye el tiempo para la expulsión del bebé y, en consecuencia, evita el sufrimiento fetal o el cansancio de la madre.

Del otro lado están muchos padres que consideran la episiotomía como una técnica antinatural e innecesaria en la mayoría de los casos. Afirman que el corte de la episiotomía es mucho mayor que un desgarro espontáneo, que provoca hemorragia, dolor posparto y dificultades en las relaciones sexuales.

La mujer solo estará preparada para tener sexo nuevamente cuando el corte de la episiotomía esté totalmente cicatrizado. Eso suele tardar de cuatro a seis semanas. Además, muchos creen que la episiotomía no es indispensable y que sólo debería realizarse después de haber descartado todas las alternativas para evitarla, ya que no protege a la mujer frente a la incontinencia urinaria o desgarros. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no superar una tasa del 10 por ciento de episiotomías, que respondería verdaderamente a las indicaciones probadas.

Por regla general, la decisión de hacer o no una episiotomía se toma en la sala de partos, en el momento del parto. Solamente el médico o la matrona podrán evaluar si el periné está lo suficientemente distendido o no para permitir la salida del bebé sin desgarros u otras lesiones importantes, o si es necesaria la realización de una episiotomía. Para aliviar los efectos y las consecuencias de una episiotomía, los médicos suelen prescribir algún analgésico para el dolor o supositorios de glicerina para ablandar las heces. El cuidado y la higiene se hacen muy necesarios para evitar una posible infección o desprendimiento de los puntos de sutura.

Fuentes consultadas:
- Wikipedia.org
- Episiotomia.info
- Nlm.nih.gov
- Medline Plus
- University of Maryland
- Medical Center

Los nombres de los bebés de los famosos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud