Método Lidcombe. Tratamiento temprano de la tartamudez

Un nuevo programa para tratar las disfluencias en la infancia

  • compartidos

El método Lidcombe, desarrollado por el profesor Mark Onslow de la Universidad de Sydney, es un programa centrado en el tratamiento temprano de la tartamudez, y que ya es utilizado por el 80 por ciento de los logopedas australianos.

La novedad del método Lidcombe es que se trata de un programa en el que los padres y madres ayudan al niño en su entorno cotidiano. Y es que el apoyo de los padres es esencial, ya que el logopeda se encargará de enseñarles cómo llevar a cabo el tratamiento en casa.

Tratamiento para niños tartamudos

Método Lidcombe para tratar la tartamudez

El papel del logopeda se centra en enseñar a los padres a llevar a cabo el tratamiento, sin interferir en el día a día del niño y teniendo en cuenta que cada caso y cada familia es diferente. Durante estas edades el niño no es consciente que tartamudea y no ve correcciones, tan solo un juego.

El método es revolucionario ya que se interviene en una franja de edad (de 2 a 6 años) donde no se intervenía de forma directa con el método tradicional, y ahora solo mediante el juego y en el entorno del niño (su hogar) se realiza el método siendo el logopeda su propia madre o padre. Para el éxito del tratamiento los padres se tienen que involucrar de manera activa, desde el cariño y la comprensión observan a su hijo y le ayudan con respeto.

Sin agobios y sin cargarle la responsabilidad de hablar diferente, ayudan al niño a integrarse y a desarrollar plenamente su función del habla. Siempre en un ambiente de juego y en el entorno familiar del niño. Las investigaciones realizadas hasta la fecha han demostrado que, después del tratamiento las disfluencias remiten o están presentes sólo en un grado muy leve, y que estos resultados se mantienen durante el periodo de supervisión posterior al que se someten los niños.

Las investigaciones preliminares también muestran que el programa no interfiere en las relaciones padres e hijos y no tiene ningún efecto aparente en otros aspectos de la comunicación. De hecho, los padres informan que sus hijos son más extrovertidos y hablan más después del tratamiento.

La Fundación Española de la Tartamudez, en una primera fase de implantación en España del Programa Lidcombe ha formado a varios profesionales logopedas de distintas comunidades autónomas del territorio nacional en este método. Una vez finalizado este período de experimentación, y habiendo comprobado su efectividad en niños castellanoparlantes, la Fundación procurará la divulgación y formación sobre el método a todos aquellos profesionales que tratan con niños con disfluencias que lo deseen.

Claudia Patricia Groesman
Secretaria general de la Fundación Española de la Tartamudez.

Frases de amistad para educar y motivar a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud