Guardería o cuidadora para cuidar a los niños

Que prefieres para cuidar a tus hijos, ¿guardería, parvulario o cuidadora?

  • compartidos

Todos sabemos que el cuidado y la atención son muy importantes en los primeros años de vida de un bebé. Por esta razón, cuando la mayoría de las madres tiene que volver a incorporarse al trabajo, siempre resulta difícil decidir quién cuidará al pequeño de la familia.

Algunas familias pueden optar por dejarlo a los cuidados de un familiar, los abuelos, tíos, pero normalmente los padres tienen solamente dos opciones: dejar a su bebé a los cuidados de una cuidadora o niñera, o a la atención de una guardería o parvulario. No siempre resulta fácil decidir, ya que tanto el factor económico o el funcional, pesa sobre la decisión de los padres.

Ventajas y desventajas de elegir una cuidadora

niña en guardería

Elijan lo que elijan los padres siempre encontrarán ventajas y desventajas en todo. Si los padres optan por una cuidadora, seguramente sabrá que les costará más caro contratar cuidado y atención individualizados a su bebé. Una atención personalizada y constante, en ambiente familiar y conocido, creará vínculos más fuertes y estables del bebé con su casa y con la persona que lo cuida. Por norma general, esta opción es la más adecuada para los padres que son obligados a estar muchas horas fuera de casa.

Contratar a una cuidadora también está más indicado a los que desean conservar el ritmo y la filosofía de la familia. Son padres que exigen que la cuidadora siga el tipo de educación que ellos quieren dar al bebé. Una de las desventajas de contratar a una niñera es el coste económico. El cuidado y la atención personalizados al bebé pueden costar caro o menos caro a una familia, dependiendo del nivel de preparación que tenga la cuidadora. Además, muchos creen que estando el bebé a solas solo con una persona todo el día, recibirá poca estimulación, y que no fomentará su socialización con otros bebés.

Ventajas y desventajas de elegir una guardería

Cuánto antes los bebés tengan contacto con otros bebés, mejor. Así opinan los padres que creen que la socialización de su bebé es muy importante, y que por ello, eligen una guardería para cuidarle y atenderle. Otra ventaja es la estimulación. En una guardería, el bebé adquirirá destreza social, emocional, y motriz, necesidades básicas para su desarrollo. Todo eso favorecerá a su proceso de aprendizaje. En una guardería, es más fácil que el bebé aprenda las normas sociales como saber compartir, aprender a comer de todo, a jugar y a comportarse bien. Y aunque contraiga más enfermedades que los niños que están en casa, eso ayuda a que su sistema inmune se fortalezca.

En muchos países, los padres pueden elegir guarderías públicas o particulares. Normalmente existe mucha vigilancia tanto en una como en la otra. En razón de que es la guardería la elección preferida por los padres, el conseguir una plaza en una guardería es hoy uno de los grandes problemas que muchos padres tienen que enfrentar. Las listas de espera se incrementan y los horarios no siempre consiguen adaptarse a los horarios de trabajo de los padres. Además, otra desventaja es cuando el bebé se queda enfermo.

Al compartir instalaciones con otros niños, siempre existe el riesgo de padecer alguna enfermedad. En este caso la guardería no se responsabiliza por bebé. Los padres deberán buscarlo para cuidarlo en casa, por una cuestión de seguridad y protección a los demás bebés. El bebé podrá contagiar a los demás niños de la guardería.

La evolución del bebé y su entorno mes a mes

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud