Los padres y el permiso de paternidad

Más de 300 hombres se han beneficiado del nuevo permiso de paternidad en España

  • compartidos

Hasta hace bien poco, la figura del padre era la personificación de la autoridad. Los padres de antes no se implicaban en el cuidado diario de los niños y, en muchos casos, estaban ausentes en su educación.

El padre establecía con su hijo apenas una relación distante y formal. Felizmente, poco a poco, este perfil está cambiando. Los hombres ya no sólo se involucran en las tareas domésticas, sino que tienen más conciencia del valor de su papel de padre dentro de la familia.

El papel del padre ha cambiado para los niños

Padre da biberón

Actualmente, muchos padres ya cambian el pañal a sus hijos, les dan de comer, les bañan y les llevan de paseo. Todo un avance en la historia de la familia. La realidad familiar esta cambiando, haciendo que muchas familias vean la figura del padre y de la madre como recíproca en el cuidado y en la atención de los niños, creando así un equilibrio positivo en la formación de los pequeños.

Además, sería deseable que tanto los padres como las madres actuasen de común acuerdo, reservándose cada uno una imagen y un espacio propio respecto al niño. El niño debe percibir el papel de su madre y de su padre como identidades distintas, pero igualmente fundamentales. Desde su nacimiento, el pequeño debe sentir a su padre a través de sus cuidados, de su conversación, de sus mimos, estableciendo enseguida una comunicación de tipo físico con él, creando un lazo de comunicación seguro y duradero.

La afectividad y la efectividad del padre para los niños

Los psicólogos afirman que, sin perder su identidad masculina ni su virilidad, los padres pueden situarse al mismo nivel que las madres en las responsabilidades y en el compromiso con los hijos. Cuando un padre juega con su hijo, comparte un cuento o una película con él, le acompaña al parque, etc., estará transmitiendo conocimientos y experiencias a sus hijos, algo que es sumamente importante para el desarrollo emocional del niño. Los hijos le ven cómo un ejemplo a seguir. Por esta razón, los padres deben estar presentes siempre cuando ellos lo necesiten.

Permiso de paternidad, un gran regalo para los padres

El permiso de paternidad en España contempla 15 días (20 días si se trata del tercer hijo), que son fruto de la suma de los dos días inicialmente correspondientes  y coincidentes con el día del parto y el día siguiente más los 13 días naturales de permiso por paternidad.

El padre trabajador podrá disfrutarlos seguidos o de forma alterna, dependiendo de sus intereses y siempre de acuerdo con la empresa para la que trabaja. Estos días de permiso se pueden solicitar en medias jornadas, lo que convierte esos 13 días naturales en 26 días naturales trabajando a media jornada.

Los días del permiso de paternidad deben disfrutarse en el plazo de nueve meses después del día del nacimiento del bebé. En caso contrario, estos días de permiso de paternidad se perderán y no pueden acumularse o guardarse para el nacimiento de otro hijo. Se espera que en un futuro la Ley de Igualdad amplíe la baja por paternidad a cuatro semanas como ocurre en otros países de Europa.

Frases especiales para el Día del Padre

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud