El aprendizaje según la edad de los niños

Cuál es el mejor momento de aprender para cada niño

  • compartidos

Todos sabemos, y lo podemos comprobar con nuestros hijos, que el aprendizaje se asimila fácilmente durante los primeros años de vida. Saber esquiar, patinar o montar en bicicleta son habilidades que se pueden aprender mejor y más rápidamente cuando somos niños. 

Los escolares aprenden todo, incluso a manejar ordenadores y otros aparatos, en apenas algunos minutos. No queremos decir con eso, que los niños estén preparados siempre para aprender de todo y que debemos abrumarlos de tareas. En el aprendizaje también existen límites y la mejor hora para lanzarse a ello. Es lo que llamamos ventanas para el aprendizaje, es decir, el momento ideal para aprender, y para ejercitar lo aprendido.

El mejor momento para aprender

Ventanas para el aprendizaje

Nuestro cerebro es como nuestros músculos, cuánto más ejercitamos más fuerte se quedará. Es necesario que los niños, desde muy pequeños, prueben y ejerciten habilidades distintas como hablar, caminar, mover las manos, relacionarse, hacer ejercicios, etc., y no sólo practicar una solo. Algunos estudios demuestran que algunas habilidades pueden ser aprendidas con más facilidad en momentos cruciales de la infancia. Aquí tenéis algunas orientaciones en este sentido:

- Desarrollo visual. Desde que nacen hasta los 4 años de edad, es el periodo más propicio para estimular el desarrollo visual de los niños. Es esta etapa es necesario jugar con las formas, colores, movimiento, distancias, y las imágenes de los objetos. Los expertos dicen que cualquier problema de visión es más fácilmente corregido antes de que los niños cumplan los 4 años de edad.

- Desarrollo del lenguaje. Desde que nacen hasta que cumplen los 10 años, los niños pueden aprender de mejor forma cualquier idioma. Cuánto más charlen, escuchen canciones, y leen cuentos con ellos, más comprensión y utilización tendrán de la lengua. A partir del décimo año de vida, todo se verá más limitado.

- Desarrollo emocional. Algunos expertos afirman que la inteligencia emocional condiciona cerca de un 80 por ciento del éxito en el futuro del niño. Las emociones como la felicidad, la esperanza, la alegría o tristeza, se forman según el trato que reciba el niño en los primeros 18 meses de vida. Eso no quiere decir que un niño mayor o adolescente ya no desarrolla el lado emocional. El niño sigue creciendo en todos los sentidos y adquiriendo experiencias, aunque el mejor momento para la formación de las emociones sean los primeros meses.

- Desarrollo artístico y matemático. Los expertos afirman que la misma área del cerebro que usamos para escuchar la música, es la misma que usamos para realizar cálculos matemáticos. Cuanto antes un niño aprenda a tocar un instrumento, más facilidad tendrá para hacerlo. A partir de 1 año hasta los 5 años, es el periodo ideal para estimularlo en este sentido. Si queréis que vuestro hijo tenga éxito en matemática, no descuide sus lecciones de música.

¿Qué pueden hacer los padres?

Los niños tienen una enorme capacidad que absorber todo lo bueno y lo malo que existe en su alrededor. En este sentido, es muy importante rodear a los niños de un ambiente tranquilo, y estimulante en lo que se refiere a la interactuación con él. Cuanto más estímulos reciban los niños en la infancia, más habilidades estarán desarrollando. Recuerden que los primeros años duran toda la vida.

Fuentes consultadas:
- Una maravillosa ventana de oportunidad, de J. Newberger

- Programa Mejores Cerebros para los bebés

- Up with emotional health, C. Pool

Ideas de plastilina para hacer con los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud