La mentira infantil

Las mentiras de los niños, la fantasía y la personalidad infantil

  • compartidos

Los padres nos solemos preocupar si nuestro hijo miente, ya que nos han enseñado que es malo y además la sociedad no lo aprueba. Sin embargo, lo primero que debemos saber es por qué miente el niño.

Nada encrespa y molesta más a los padres y educadores que la mentira que puedan decir los niños. Un niño puede mentir por muchas razones: por imitación o por presión social.

Por qué mienten los niños

Mentira de los niños

Debemos distinguir la mentira, de la fantasía. Cuando el niño es muy pequeño no podemos hablar de mentira, ya que el niño no distingue bien entre su mundo interior y el exterior, sus deseos o sueños y la realidad.

Cuando el niño fantasea no tiene pretensión de mentir, sólo cree lo que cuenta sin distinguir entre lo real y lo fantástico. El niño cambia lo que no le gusta: habla con amigo imaginario si se siente sólo o con un ser querido fallecido si le echa de menos.

La mentira en la infancia está muy ligada al juego simbólico o de simulación. A través de este tipo de actividades juega a imitar situaciones que ve o conoce: a ser mamá, a las tiendas, a la guerra.

Hasta los cuatro años aproximadamente, el niño considera verdad aquello que experimenta, imagina o piensa. A medida que va creciendo ya va comenzando a diferenciar fantasía de realidad. Es entonces cuando aparece la capacidad de mentir. Aunque los niños muy imaginativos podrían continuar fantaseando hasta más adelante.

La mentira en la infancia ocurre cuando existe premeditación y cuando sabe que es un error lo que está contando, es decir, debe haber una intencionalidad.

Los niños mienten por muchas razones pero una de ellas es la imitación, la presión social, para recibir reconocimiento, para quedar bien, para evitar consecuencias desagradables, para ser convincentes, por timidez, porque tiene baja autoestima...

El niño aprende que no está bien mentir cuando recibe la reprimenda de las personas de su entorno, sin embargo, si el entorno del niño es muy estricto y son normales los castigos incluso cuando se es sincero, en niño persistirá en la mentira para evitar esos castigos. Muchos adultos piensan que los niños dejan de mentir por miedo al castigo, sin embargo, la reacción es la opuesta, inciden más en la mentira cuando se castiga en exceso.

Vídeo sobre la mentira en los niños

Mandalas para imprimir y colorear con los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud