Cuando debe dejar el niño el chupete

Consejos para conseguir que el niño abandone el chupete

  • compartidos

¿Cuándo debe abandonar el bebé el chupete? Es una de las grandes preocupaciones de los padres. Los bebés comienzan a succionar durante el embarazo, el bebé es capaz de chuparse el pulgar desde el quinto mes de embarazo.

No es aconsejable forzar al niño a que abandone el chupete. La retirada del chupete debe ser gradual, a partir de los 24 meses de edad, sin comprometer, y respetando el equilibrio emocional de cada niño. Pero, ¿cómo hacerlo?

Cuándo el niño debe abandonar el chupete

Cuándo debe dejar de usar chupete un bebé

Durante los primeros meses de vida, la succión forma parte del conjunto de reflejos primarios que ayuda al bebé a adaptarse a su nuevo entorno. Posteriormente el succionar se convierte en una actividad voluntaria que proporciona placer y relajación al bebé o también consuelo cuando siente miedo o ansiedad porque ha de quedarse solo en la cuna, ante la ausencia de la madre o cualquier otra circunstancia que le desconcierta. En estos casos el chupete actúa como un sedante natural.

Durante los 2 primeros años, el niño se encuentra en la fase oral y todo su mundo se desarrolla en torno a aquellas actividades que tienen relación con la boca: alimentación, succión, descubrir objetos o morder.

A medida que el niño crece, va encontrando otras formas de enfrentarse al miedo o la ansiedad sin necesidad de tener que aliviarse chupando el dedo o el chupete. Si el niño tiene una evolución emocional normal, a partir de los dos años puede ir abandonando progresivamente la fase oral e irá dejando de sentir tanta necesidad de aferrarse al chupete y sólo quede para momentos puntuales como el irse a dormir.

Además, después de los 2 años el chupete es perjudicial ya que puede producir un desplazamiento del maxilar superior y tendrá consecuencias en la masticación y la pronunciación.

Cómo conseguir que el niño abandone el chupete

Es por lo tanto en esta etapa, a partir de los 24 meses cuando puede ir abandonando el uso del chupete, siempre que reciba los estímulos necesarios para hacerlo, ¿cómo?

- Ofrecerle alternativas en esos momentos en los que solía recurrir al chupete: como un abrazo de papá o mamá, o acercarle su peluche favorito.

- No adelantarnos y esperar a que el niño tenga la madurez suficiente para evitar pasar del chupete al dedo.

- No funciona el castigo, regañinas, gritos o el chantaje.

- Esperar a momentos estables y sin cambios, es decir, no hacerlo coincidir con el cambio de colegio, de cama o la llegada de un hermanito.

- Alabarle cuando no esté con el chupete y recordarle lo mayor que es.

- En vez de negar el chupete cuando lo pida, ofrecerle otras actividades que le entretengan.

- No tener el chupete a mano o visible en casa.

- Cuando haya abandonado del todo el hábito, no volver a ofrecerlo en algún momento de pena o rabieta.  

Fuente: AMEI - WAECE

Shantala paso a paso. Masaje terapéutico para bebés y niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud