La falta de yodo en el embarazo

Expertos afirman que la falta de yodo durante el embarazo puede causar lesión cerebral en el bebé

  • compartidos

Expertos vinculan la falta de yodo en la embarazada como principal causa evitable de lesión cerebral en el niño. La falta de yodo en la alimentación de las mujeres embarazadas puede acarrear enfermedades tiroideas y causar lesiones cerebrales en el niño durante el embarazo y la lactancia, problemas que se pueden paliar sobre todo en países donde el pescado no se consume a diario y tanto el agua como los alimentos naturales son pobres en yodo por las características del suelo.

Yodo en la dieta de la embarazada

Yodo durante el embarazo

El yodo es un micronutriente esencial porque su función es intervenir en la síntesis de hormonas tiroideas, que participan en el desarrollo cerebral, crecimiento y regulación del metabolismo del niño

Las necesidades mínimas de yodo son:

- 50 microgramos al día, desde el nacimiento hasta los 12 meses

- 90 microgramos al día entre 1 y 6 años

- de 120 a 150 microgramos diarios en la adolescencia y edad adulta

- de entre 250 y 300 en el embarazo y la lactancia.

Para obtener la dosis diaria de yodo recomendada, una embarazadas se necesitaría tomar cinco gramos diarios de sal yodada o 300 gramos diarios de marisco o 500 gramos diarios de pescado o tres litros diarios de leche de vaca o seis kilos diarios de lechuga o seis litros diarios de vino.

Cómo esto es impensable, y para asegurar la ingesta de yodo durante el embarazo, los ginecólogos recomiendan incluir un suplemento. Por ello suelen recetar un fármaco diario con 200 microgramos de yodo desde el momento en el que planeen tener un bebé.

En cualquier caso, es necesario seguir una alimentación equilibrada que incluya verduras y pescado y utilizar sal yodada para condimentar la comida. 

Ejercicios con pelota para embarazadas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud